Material Para

Padres y Madres

En esta sección encontrarás la ayuda que necesitas para

implicarte en las clases de sus hijos de forma correcta y aprovechar el tiempo y dinero invertido en las clases de violín.

 

Papá y mAmá

los mejores motivadores de sus hijos

 

Este método, como cualquier otro que pretenda enseñar algo difícil a un niño o niña, requiere la dedicación diaria del padre o la madre.  Es por eso que debemos trabajar juntos para crear un ambiente de aprendizaje agradable para nuestros niños. 

Tres consejos para sacarle provecho a las clases de violín

Asistir a las clases con los niños

Especialmente importante en las edades tempranas, y hasta los 11 – 12 años donde se les debe dar más responsabilidad y espacio al hijo. Cuando asistes a las clases de tus hijos, ellos sienten el interés de ustedes como padres y además pueden observar si su hijo está siguiendo en casa las direcciones dadas en clase y si lo está haciendo de forma correcta.

Supervisar el estudio

Los padres deben supervisar el trabajo de los niños en casa. Dependerá de acuerdo a la edad de cada uno, sin caer en la dureza o en el exceso de atención. Asegurándose de que siguen las instrucciones y practican el material asignado en clase.

Familarizarse con la música

Las cosas familiares a los niños les resultan más atractivas. Por eso es súper importante escuchar las canciones del libro que utilizamos en clase, buscarlas por youtube, spotify, grabarlas, escucharlas canciones cientos de veces, inventarles letras  y cantarlas juntos, entre muchas otras cosas. Cuando llegue el momento de tocar esas piezas con el violín, le hará mucha ilusión aprender a tocar canciones que ya conoce.

¿Las prácticas en casa son un dolor de cabeza?

Cuando surgen dificultades al momento de practicar, rara vez la causa es un problema con soluciones drásticas como decidir que el instrumento es muy difícil para tu hijo y cambiar de instrumento, pensar que es falta de interés por el instrumento, o comenzar una pieza nueva. Realmente, estas soluciones son las más inapropiadas.

Seguramente las soluciones pueden ser tan sencillas como cambiar el horario de práctica, preparar y anticipar el inicio de la práctica o dividir los problemas grandes en pasos más pequeños que sean más accesibles al niño. Si tienes algún problema con la práctica en casa no olvides hablarlo con la maestra para buscar las mejores soluciones.

 

Lectura recomendada: