¿Cómo era la música en la edad media?

¿Alguna vez te has preguntado como era la música en la edad media? Quizás lo único que sabemos es lo que vemos en las películas: castillos, monasterios, caballeros, aldeas, etc. y no estás muy lejos de la realidad.  

 

Te cuento un poco sobre la época…

Siglos V hasta el XV. Comienza con la caída del imperio Romano en el año 476. Termina con la caída del Imperio Bizantino y la llegada de los españoles a América.  Esta época se puede dividir en dos partes, la alta edad media (s. V -X); época de guerras, invasiones, epidemias y pobreza, y la baja edad media (s. X-XV) que se caracteriza por la prosperidad económica y cultural.

Política y económica: Feudalismo. Surge por el caos social, en donde hombres poderosos determinaban la distribución de las riquezas. Por lo tanto, las desigualdades sociales están bien marcadas durante esta época. 

Poder y la cultura: están en manos de los religiosos. La Iglesia Católica crea las primeras universidades enfocadas en la investigación, siendo los primeros profesores religiosos o monjes. Toda la cultura se centra en los monasterios y todas las artes hacen referencias a temas religiosos porque su único fin es alabar a Dios. Toda la cultura se centra en los monasterios y todas las artes hacen referencias a temas religiosos porque su único fin es alabar a Dios.

Como vemos, la edad media era una época en la que la religión tenía mucho protagonismo. El Cristianismo era la religión oficial del imperio.  Y precisamente es en la Iglesia donde se desarrolla la música.

 

Algunas características de la Música en la Edad Media

Los primeros cultos religiosos cristianos tenían mucha influencia judía y griega y por eso se cantaban cantos de una sola melodía (canto llano, luego llamado canto gregoriano).  Durante los primeros siglos, el canto gregoriano era solo a capella,(sin instrumento musical), monódico (de una sola melodía donde todos cantan lo mismo), ritmo libre (lo marca el texto), se cantaba en latín (idioma oficial de la Iglesia) y con tema estrictamente religioso.

En el siglo VII, el San Papa Gregorio Magno impone unas normas en toda la Iglesia para unificar los cantos, salmos y oraciones que se cantaban en los distintos monasterios de Europa. Así nace el nombre de Canto Gregoriano.

A partir del canto gregoriano, se desarrolló un tipo de música que fue transformándose y como resultado surgió la polifonía que es combinación simultánea de dos o más melodías. 

Modos medievales. Era el sistema que utilizaban para componer. Son un tipo de escalas diferentes a la escalas diatónicas que utilizamos actualmente (mayor/ menor).  A diferencia de la escala diatónica en modo mayor y menor, que siguen el modelo de las teclas blancas del piano partiendo de Do (modo mayor) y  La (modo menor), los modos griegos surgen a partir de las distintas notas, Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, dando como resultado otros modos de escalas que se diferencian de las escalas modernas mayor y menor por el patrón de tonos y semitonos. (Pero esto es tema para otro post.)

Guido D’Arezzo. Fue un monje italiano que organizó los sonidos en un tetragrama (cuatro líneas), para que fuese más fácil aprender los cantos gregorianos, creando así el lenguaje musical. A él le debemos el nombre de las notas. (Si quieres saber más sobre Guido D’Arezzo y el origen de las notas musicales te recomiendo el post:¿De donde salen los nombres de las notas musicales?. 

Pero no toda la música estaba dentro de la Iglesia. Hubo música llamada música profana, la música del pueblo. En el siglo XI, aparecen los juglares y trovadores, que eran artistas que cantaban, tocaban, componían y recitaban, para entretener al pueblo (juglares) o a la Corte (trovadores).

Hasta aquí el tema de hoy. Pendiente a la próxima parte donde hablaré sobre los tipos de composiciones y las formas de la música en la Edad Media. No olvides subscribirte para que seas el primero en enterarte de todas las publicaciones. 

 

Testamentum Eternum, un canto de la Alta Edad Media.