Muchas veces hemos visto palabras “raras” en la partitura y si estamos comenzando a aprender a leer música no tenemos idea de lo que significan. Esas palabras nos dan instrucciones sobre como interpretar la pieza musical y están escritas en italiano. ¿Pero porqué la lengua italiana está tan unida a la música?

Todo comienza aproximadamente en la Edad Media cuando se comenzó a unificar la escritura musical. Primero llegaron los neumas y el tetragrama, luego los nombres de las notas musicales con Guido D’Arezzo. (monje italiano) y el pentagrama con Fray Ugolino (también monje italiano). Poco a poco fue evolucionando la forma de escribir música y las partituras se volvieron cada vez mas complejas y exactas por lo quese necesitaban palabras para expresar detalles adicionales a la escritura propiamente musical.

Italia fue el centro musical de Europa, especialmente durante el Renacimiento. Desde Florencia nace y se extienden nuevas formas de composiciones musicales. Con la invención de la imprenta surge un mayor desarrollo de partituras haciendo que se propaguen mas fácil públicamente. Más adelante, durante el barroco, los compositores italianos tuvieron una gran influencia sobre los demás países europeos con sus grandes composiciones musicales, especialmente con la ópera. Esto ayudó a que dominara la lengua italiana en la música y a que la aceptaran como el lenguaje para escribir los términos musicales en las partituras.

Es por esto que aunque seamos incapaces de hablar italiano, todos podemos mas o menos entender algunas palabras italianas relacionadas a la música como por ejemplo:

  • Adagio: lento
  • Presto: rápido
  • Allegro: rápido y alegre
  • Concerto: concierto
  • Crescendo: cada vez más fuerte
  • Decrescendo: cada vez menos fuerte
  • Forte: fuerte
  • Mezzo forte: medio fuerte
  • Dolce: dulce
  • Piano: despacio
  • Da capo: volver al principio
  • Tempo: tiempo
  • A cappella: sin instrumento

Pero no sólo se queda en una lista de palabras, porque seas o no amante de la música, alguna vez habrás oido hablar sobre alguno de los grandes compositores de origen italiano como por ejemplo Antonio Vivaldi, o de uno de los grandes intérpretes contemporáneos como Andrea Bocelli o Laura Pausini.

Así que si te gusta la música y los idiomas ya tienes dos por uno. Aprender música es también aprender italiano.