Cuando vemos una partitura, nos damos cuenta de que el pentagrama está dividido por líneas verticales. Esos espacios que se forman entre cada línea son los compases y las líneas que lo dividen se llaman líneas o barras divisorias. Eso se hace para dividir la composición en partes iguales y así poder leer la música más fácil.

Tipos de Compases

Existen distintos tipos de compases. Se clasifican dependiendo de la cantidad de pulsos dentro de cada compás.

  • Binarios: 2 pulsos por compás
  • Ternarios: 3 pulsos por compás
  • Cuaternarios: 4 pulsos por compás

También existen compases compuestos que se explicarán más adelante.

Cuando leemos música lo primero que nos encontramos en la partitura es la indicación de compás. La indicación de compás es una fracción matemática que se escribe luego de la clave. El número de arriba (numerador) nos indica la cantidad de pulsaciones que tiene un compás. El número de abajo (denominador) nos indica la unidad de tiempo. En otras palabras, el denominador, nos dice cual es la figura que va a tener el valor de un pulso o tiempo.

Unidades de Tiempos y figuras equivalentes:

 

Ejemplos:

[one-half-first]

[/one-half-first]
[one-half]

 

  • Pulsos por compás: 2
  • Unidad de tiempo: Corchea.
  • La corchea equivale a un pulso y en un compás caben 2 corcheas.[/one-half]

 

 

 

[one-half-first]

  • Pulsos por compás: 3
  • Unidad de tiempo: blanca.
  • La blanca equivale a un pulso y en un compás caben 3 blancas.

 

[/one-half-first]
[one-half]

 

 

 

 

[/one-half]