Al momento de practicar un instrumento musical influyen múltiples factores que pueden mejorar o empeorar nuestra ejecución instrumental. Aquí tienes 5 simples y útiles consejos que te ayudarán a mejorar tu práctica diaria instrumental y llevarla hacia el próximo nivel.

1. Planifica tu tiempo

Si quieres sacarle provecho a tu práctica y avanzar, debes planificar bien tu tiempo. Es importante. Recuerda que el orden te ayudará a tener una práctica organizada para poder enfocarte en lo realmente necesario. No importa tanto el tiempo que dediques a practicar sino, la calidad del tiempo empleado en tu práctica.

2. Enfócate en lo que debes mejorar

Cada día escoge un área que quieras mejorar, y enfoca tu práctica solo en esa área. Por ejemplo si estás aprendiendo a tocar el violín y tu agarre de arco no es el adecuado, debes enfocarte en mejorar tu agarre antes de querer tocar una pieza musical. Recuerda que no se puede correr antes de gatear.

3. Evita las distracciones

Si decidiste que vas a practicar media hora todos los días, trata de que sea una media hora bien aprovechada. Silencia tu celular, apaga el televisor y vete a un lugar donde nadie te interrumpa. Explícale a tu familia que durante tu tiempo de práctica necesitas evitar cualquier tipo de distracción.  En fin, que toda tu atención esté en tu práctica y en lo que deseas mejorar.

4. Toma nota

Lleva un diario de tu práctica. Escribe que todo lo practicaste y por cuánto tiempo. Escribe si lograste tu objetivo o si necesitas retomarlo el día siguiente. Debes anotar si te funcionó lo que hiciste o si necesitas cambiar de estrategia. Llevar un diario te ayudará y será una fuente valiosa de auto evaluación. Si estás tomando clases, lleva tu diario y anota todo lo que te diga tu profesor.

5. Sigue todas las recomendaciones de tu profesor

Recuerda que ninguno de los consejos anteriores funcionará si antes no sigues las recomendaciones de los expertos en el tema. Todo lo que te diga tu profesor es para tu beneficio. Si crees que algo no está funcionando, dialógalo lo antes posible. Una buena comunicación entre profesor y alumno es esencial.


Espero que estos consejos te ayuden a mejorar tu práctica y así lograr una mejor ejecución en tu instrumento. Recuerda que nada ocurre de la noche a la mañana. Todo toma tiempo, especialmente cuando se trata de aprender un instrumento musical. Ten paciencia y perseverancia y lograrás todo lo que te propongas.

¿Que te han parecido estos consejos? ¿Ya pones alguno en práctica? Si te gustó, deja tu comentario y compártelo con tus amigos.